Un archipielágo especial

No existe una razón única por la que las islas Galápagos son lo que son. Se han formado a partir de una variedad de distintos procesos; Galápagos sería bastante distinto y albergaría un espectro diferente de plantas y animales si cambiase alguno de estos procesos. De este modo, el panorama de Galápagos es único en el mundo y necesita ser gestionado de forma prudente si queremos que puedan disfrutar de él las generaciones futuras.

Galápagos: un archipiélago especial interactivo

Gráficos de Galápagos: Un Archipielágo Especial

 

La ubicación, geología, clima e historia ecológica de las islas Galápagos han hecho de ellas un archipiélago muy especial. Su ubicación implica que su geología esté en constante cambio, ya que a partir de los procesos tectónicos se forman nuevas extensiones de terreno y las fuentes hidrotermales hacen que se creen nuevos hábitats subacuáticos. La forma y ubicación de las islas las hace también más susceptibles a las surgencias de aguas frías, las cuales llevan aguas ricas en nutrientes a la superficie y hacen que tanto el medio marino y por consiguiente, el ecosistema terrestre, sean especialmente diversos.

Conecta con este archipiélago único

Para más información acerca de la ubicación, geología y ecología de Galápagos, echa un vistazo a nuestro blog de Galápagos: un archipiélago especial.

Parte uno: fuentes hidrotermales

Galápagos es el hogar de algunos de los animales más extraños que habitan las aguas totalmente negras y heladas de las profundidades oceánicas. Las fuentes hidrotermales son algunos de los entornos más hostiles del planeta.

Parte dos: surgencia y vida marina

En esta segunda parte del blog “un archipiélago especial”, seguiremos con la temática acuática; echaremos un vistazo a los mares circundantes a Galápagos y hablaremos de qué es lo que hace que este archipiélago sea uno de los caladeros más productivos del mundo.